Las ganancias generadas por las ventas ayudan a financiar Cache Studio, una galería sin fin de lucro dedicada a la promoción de los pintores locales de Montreal.

Mas de 300 pequeños mundos por descubrir

REMEMBERANCERS

Con Stephanie Cambria
Todas mis miniaturas son enviadas en una hermosa caja hecha a medida, que incluye un marco y un certificado de autenticidad.

Algunas palabras sobre el origen muy especial de estas obras

Sobre el origen de esta serie de miniaturas Mi madre solía pintar mientras nos vigilaba a mi hermano jugando en el jardín. Mucho más tarde ella contrajo Alzheimer. Mientras su memoria se iba borrando lentamente, y para escapar las paredes del sordido hospital, dibujábamos juntos durante horas. Aunque ya no me reconocía, ella aún podía distinguir rostros dentro de las lineas y las formas abstractas que iban cubriendo el papel. Cada vez que eso pasaba, soltaba pequeños gritos de alegría, y eso nos hacía muy felices a los dos.  

 

Mientras tanto, en mi estudio se acumulaban centenares de pequeñas pinturas habitadas por multitudes. De alguna manera, y sin saberlo, estaba yo repoblando indirectamente los recuerdos de mi madre. Entiendo ahora que era mi manera de abrir un camino para el duelo silencioso de mi mama, que todavía no se había ido. 

 

Es cierto que la memoria, la imaginación y la identidad están indisolublemente unidas. 

 

Ahora mis miniaturas han encontrado una nueva vocación: su venta ayuda a financiar Cache Studio, un proyecto centrado en la promoción de talentosos pintores locales. 

 

Para obtener mas información sobre este proyecto, por favor visite: